Memory Lane

sábado, 19 de septiembre de 2015



Escribo esto en un ataque pleno de fangirlismo.


La Elena de 10 años, pre-adolescente, se apodera de mí. La misma criaja que se levantaba los fines de semana pronto para sentarse a ver la televisión. La misma niña que cantó a pleno pulmón High School Musical. La misma niña que soñaba que su instituto fuera el PCA, conducir una scooter y hablar por mensaje de móvil con sus amigos.

La misma que hoy ha salido a la superficie debajo de un montón de polvo de madurez para dar un golpe en la mesa y decir: “sigo aquí”. Y es normal que lo haya hecho, porque seguramente que hoy haya sido más feliz que nunca. O más nostálgica.

Hoy se cumplían 10 años de un capítulo de Zoey 101, la famosa serie de Nickelodeon que mostraba la vida de varios adolescentes en un súper-mega internado en California. El famoso PCA al que (reconócelo) tú también querías ir. Creo no equivocarme si digo que todo el mundo recordaba ese episodio, más que nada por el cliffhanger más duradero de toda la serie (más que el baile Londres-California que se trajeron Chase y Zoey en las dos últimas temporadas). En el episodio en cuestión los alumnos del PCA enterraban una cápsula del tiempo, y en ella Zoey introducía un vídeo hablando sobre sus amigos… y sobre Chase. Pero por desgracia nunca llegamos a saber qué decía, pues Chase debía esperar 10 años para saberlo… que ya han pasado. Y por fin hemos descubierto que contenía el DVD gracias a este vídeo, que es mejor veáis y yo deje de hablar…

                         


 10 años ya de esta serie, ¿no os hace sentir viejos? Creo que aún me están golpeando un montón de sentimientos cruzados. Por un lado la emoción que no puedo dejar de sentir por haber obtenido 5 minutos más de una de mis series favoritas después de tanto tiempo, pero por otro lado tristeza de saber que, como otras grandes como FRIENDS o HIMYM, esto sea lo último que tenga de esos personajes a los que tanto cariño cogí. Pero sobre todo, nostalgia. Nostalgia de levantarme un sábado y sentarme en el sofá a ver mis series. Nostalgia de una niña a la que no le preocupaba nada. Nostalgia de todas las cosas que me acompañaron en mi infancia y pre-adolescencia. Y supongo que ahora, una década después, me veo, nos vemos, en la obligación de volver a dejar marchar a Zoey, a Chase, a Logan, a Michael, a Quinn, a Nicole… aún me sorprendo recordando la mayoría de los nombres de los protagonistas.

 Si cierro los ojos, puedo reencontrarme a mí misma disfrutando de sus aventuras, envidiando sus vidas, soñando con formar parte de ellas... Es una de las emociones más increíbles que he sentido con una serie, reabrir su cajoncito y descubrir algo nuevo. Abrir la puerta para sonreírle a la Elena de 10 años y decirle: “no te olvido”

 Y con el "continuará", supongo que también lo hará nuestro día, con un poco más de nostalgia y alegría. Y con la esperanza de volver a reencontrarnos con todas las cosas que algún día nos hicieron felices. Aunque duraran 20 minutos de una mañana del fin de semana.





Bye...
Santa Template by Mery's Notebook © 2014